• Täsch: tranquilidad en el cuartel general (día 2)

    Ya estamos en Täsch. 15 horas de viaje nos separaban de aquí y la noche fue bastante larga. En mi caso, me tocó conducir entre la frontera de España y Francia, y los Alpes, desde las 3 de la mañana hasta las 7 y media. David me dio conversación, Cristina durmió plácidamente, Marcos vio series de TV y Alejandro dormitaba a intervalos. Con el amanecer me despejé, aunque poco antes de la frontera con Suiza pedí relevo en el volante porque empezaba a sentirme bastante cansado y falto de reflejos.

    Ya por la mañana hemos ido avanzando a través de valles y territorio suizo y yo apenas he podido cerrar los ojos media hora. Persiste el dichoso problema mío a la hora de conciliar el sueño en los transportes…

    Por fin hemos llegado, sobre las 2 del mediodía. Los apartamentos Monte Rosa destacan por unas buenas instalaciones: piscina cubierta, pistas de tenis, sauna… Después de instalarnos y comer, el cuerpo me pedía a gritos una siesta y se la he concedido mientras el resto ha ido a divertirse.

    Antes del anochecer hemos dado un paseo hasta el centro de Täsch. Un pueblo demasiado tranquilo a mi parecer. Respecto al clima, hace algo de fresco y el cielo encapotado nos ha impedido disfrutar de las buenas vistas.

    Mañana iremos a cambiar euros por francos suizos, a comprar algo de comida y luego al puente Europabrucke, que es el puente colgante más largo del mundo y que acaban de inaugurar este mismo mes. Por la tarde queremos subir a Zermatt trotando para hacer algo de entrenamiento. Esperemos que nos haga un buen día. Las previsiones por el momento son buenas para toda la semana.

    DieQuito

  • Despegamos hacia Suiza (día 1)

    Hoy no ha sido un domingo cualquiera. Un poquito de bici estática por la mañana me ha puesto a tono para empezar a ajustar el volumen de las dos mochilas que se nos permiten en el coche de Marcos. El just in case ha sido totalmente puesto en cuarentena y por no llevar no llevamos ni saco de dormir, nos la jugamos a las mantas plagaditas de chinches del refugio. Esperemos que haya mantas para todos… y chinches para otros.

    Tras cerrar las mochilas por la tarde nos hemos ido a cenar al Cervino de Puerto Cinegia, que si bien no es mítico de la Química, sirve a la perfección como simbólico sucedáneo, emulando a la nocturna parada en Montblanch camino de Chamonix el año pasado.

    Ahora nos quedan unas 14 horas de viaje por delante. Las dos primeras escuchando el partido del Real Madrid en mi caso… Cada uno matará el tiempo como pueda. Luego, conforme vaya avanzando la noche, nos iremos turnando al volante. En cuanto lleguemos a Täsch, nuestro cuartel general, os contaré qué tal ha ido este viaje de 1300 kms en coche.

    DieQuito

  • Logo de Cervino 2017

    Faltan 12 días para que nos metamos en un Cáctus grisáceo rumbo a Tasch y ya hay logotipo de la ascensión a la montaña. Tonos azules y metálicos, que recuerdan un poco al logo del Chimborazo 2015. En el lateral izquierdo los colores se combinan en una especie de camuflaje militar, porque sin duda va a ser una batalla épica. Según Marcos (Saqués), tenemos un 40% de posibilidades de coronar esta cumbre… Esperemos que ese pronóstico sea muy pesimista y que podamos conseguir la cima más mítica de los Alpes suizos.

    David (Vicente) y Alejandro (Revuelto) son los otros integrantes de esta expedición a la pirámide de Zermatt y ya coronamos juntos el pasado año el Mont Blanc.

    DieQuito

  • ¡A la radio!

    Como cada año, Elías me ha ofrecido participar en su maratón de Radio y esta misma tarde estaré en la radio La Veu a las 19:55 horas hablando de la aventura del Cervino. Se podrá escuchar online en el siguiente enlace http://laveudelbaixmatarranya.es/

    En cuanto disponga de la entrevista subiré el podcast como siempre.

    Aprovecho también para subir una entrevista que me hizo el propio Elías después de ascender el Toubkal en 2014, y que justo acaba de hacerme llegar. Más vale tarde que nunca… ; )

    DieQuito