• Mindo… lindo (día 97)

    CANOPY

    COLIBRI

    MARIPOSAS

    TIROLINA

    Llevaba ya muchos fines de semana convenciendo a Tomás para que me llevara a Mindo a hacer Canopy…Al final, ha sido en el último sábado de la aventura cuando he podido disfrutar no solo de las tirolinas sino también de la belleza natural de Mindo y de su Mariposario. Tomás dice que fui cambiando mi estrategia: todo comenzó con un “estaría bien ir a Mindo”, a los pocos días le apunté con mi dedo inquisidor y le dije “me vas a llevar a Mindo ¿no? y terminé con un “o me llevas a Mindo o voy a tener que ir a un psicólogo”. Finalmente, no tendré que gastar mi dinero hablando desde el diván.

    Ayer por la mañana, MariLuz, Manuel, Tomás y yo salimos hacia esta recóndita región de la provincia de Pichincha. Hacía sol, grata novedad en estos días de lluvias y granizadas. Aún así, el viaje se hizo eterno porque la carretera tiene obras, curvas y abundantes vehículos lentos.

    Lo primero que visitamos fue el Mariposario. Un enorme invernadero repleto de vegetación, fuentes y mariposas. Entrar allí es como adentrarse en el País de la Maravillas de Alicia; las mariposas son una verdadera delicia visual y, con sus ágiles acrobacias, extienden sus tonos y colores por el ambiente como si de abanicos sin dueño se tratase. Esa sensación de omnipresencia me recordó a los aromas afrutados que, al caer la tarde, se esparcen por los campos de verano, llenándolo todo de frescor y vitalidad.
    A la salida nos encontramos con varios colibríes que vagaban de flor en flor ajenos a nuestra artificial presencia. Resulta curioso porque antes de venir a Ecuador solo había visto un colibrí una vez en mi vida, en República Dominicana. Aquí, cruzarse con un picaflor es algo muy habitual.

    Después de esa experiencia con la naturaleza fuimos a la área de Canopy, una zona abrupta a la que se accedía tras pasar un puente al estilo Indiana Jones y conducir por estrechos caminos rodeados de jungla. Las tirolinas se extendían por todo el valle como si fueran hilos de una enorme telaraña. El circuito estaba dispuesto in crescendo, de modo que los primeros descensos eran más digeribles que los últimos. La tirolina final tiene 50 metros de altura y 300 metros de distancia…Absténgase los que padecen vértigo.

    DieQuito

  • Los amigos del trabajo (día 96)

    DESPEDIDA

    DEEJAY

    Ayer fue mi último día en la Embajada y después del trabajo, por la tarde, mis “compañeros” me organizaron una excelente fiesta de despedida. Tomás, como siempre, nos prestó su piso para que pudiéramos celebrar allí la merienda cena con karaoke, baile y una emotiva presentación.

    En la foto (imagen 1) aparecen Tomás, Manuel, Ligia, Michelle, Carmen, Joaquín, José Luis, Ana y Patricio arropando a DieQuito. En esa instantánea faltan muchísimas personas que, o llegaron más tarde como en el caso de Iván, o que estaban de vacaciones.

    Hubo muchos detalles bonitos: un sabroso picoteo brindando con Lambrusco, un karaoke portátil en el que cantamos Sabina, Eros Ramazzoti, Joan Manuel Serrat y latinadas, un DJ excelente: Wilson (imagen 2) y buena gente, que es lo más importante. Pero hubo dos aspectos que me hicieron especial ilusión: una bolsa con regalos más que acertados…un desplegable de los Andes de Ecuador, CHOCOLATE, un calendario de 2012 con fotografías del país y un llavero y una camiseta del Cotopaxi; y una presentación en PowerPoint que casi me hizo saltar las lágrimas.

    Esto me ha dejado un buen sabor de boca, me voy sabiendo que aquí no dejo “compañeros de trabajo”, dejo amigos a los que espero volver a ver al menos una vez en la vida.

    DieQuito

  • Última emisión en radio (día 95)

    OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Un día más de trabajo en la Embajada y darán comienzo esas vacaciones indefinidas que me van a llevar a Terra Mítica, a Brujas y Bruselas a comer chocolate, a la Manga del Mar Menor… Todo se acaba, y también hoy, por ser el último viernes del mes, voy a presentar España al Habla. Bonita despedida tras los micrófonos.

    Para variar, he decidido cambiar de estrategia y avisar en el artículo del día. De ese modo no podré comentar, a posteriori, las peripecias acontecidas en el estudio pero puede que gane algún oyente. Es vuestra última oportunidad de escucharme así que os adelanto el horario: para los ecuatorianos: 15:30 en 106.9 de FM o en www.multimedios106.com; para los españoles: 22:30 en www.multimedios106.com.

    En el programa hablaremos sobre cultura, cooperación y entrevistaremos al montañero Paul Cárdenas, que pertenece a la asociación Nuevos Horizontes. En lo relativo a la música podremos escuchar a los Celtas Cortos, a Mecano, a Antonio Flores, a Manolo García y a los zaragozanos Trece Escalones.

    Tras este tercer programa de la Embajada de España en Quito, mi voz se volverá a diluir en las ondas. Espero que no esté otra vez tantísimo tiempo silenciada…Hace ya siete años de La Mínima, y ocho de Crossfader…

    Como decía Edward R. Murrow: Buenas noches y buena suerte.

    Imagen: the60sofficialsite

    DieQuito

  • Liga de Quito 1 – 0 Emelec (día 94)

    ESTADIO LIGA DE QUITO

    LIGA DE QUITO

    BENGALAS ESTADIOS

    Anoche se celebraba en partido más atractivo de la temporada ecuatoriana 2011. Liga de Quito y Emelec, segundo y primero de la anterior fase del campeonato. Liga sabía que una derrota le dejaba muy tocado de cara a la segunda fase, fase en la que se busca una plaza en la final contra Emelec, el campeón de la primera ronda.

    El estadio, sin nombre aunque llamado por el populacho “La Casablanca”, tiene un aforo de 55.000 localidades y abundantes palcos vip. Fue construido en 1997 y ostenta la curiosidad de que la Liga continúa invicta en este coliseo contra el Barcelona de Guayaquil, su rival histórico.

    Durante el encuentro de ayer pude ver el mejor gol de golpe franco que he visto en vivo, una parábola que voló por encima de la barrera y se coló por la escuadra de Emelec. El principal handicap de este libre directo era su cercanía al área, como 1 o 2 metros, lo que requería astucia al superar la línea de hombres y bajar rápido para hacer puerta, a esto hay que añadirle que hay que disparar con la fuerza necesaria con el fin de burlar la palomita del arquero.

    Los cánticos gobernaron a la afición, una grada pacífica que se dedicó a ver el fútbol con paciencia hasta el tardano gol del equipo local. Enfrente estaban las dos peñas más radicales: La Boca del Pozo de Emelec y Muerte Blanca de la Liga. Una encima de otra, fomentando la lluvia de objetos y bengalas. Un aplauso para la seguridad del estadio (imagen 4). Analizando la sorprendente colocación de las peñas ultras, me comentaron una anécdota bastante escatológica. El Manta es un equipo ecuatoriano de la costa pacífica; hace 15 años, una de sus peñas se llamaba “El Perro muerto” y cada partido entraban un cadáver canino al estadio y se lo lanzaban entre ellos manteándolo, mientras animaban a su conjunto. Al final, la policía intervino y prohibió tan macabra ofrenda a los dioses del balón.

    Antes de despedirme, no es justo completar un artículo de fútbol sin mencionar a los Expresion KN, un equipo conformado por mis amigos que ha dominado todos los torneos de balompié bajoaragonés en los que ha participado. Este verano han ganado las 24 horas de fútbol sala de Maella, El torneo de Fútbol 7 y las 24 horas de Fabara. Tres títulos que los han catapultado a los altares del fútbol comarcal. Poco les importa que se trate de un balón pequeño y pesado en un suelo de cemento o de un esférico mayor sobre césped…Es más, creo que en este 2011, los Expresión hubieran ganado los campeonatos de futbolín, fútbol playa y Subbuteo si se lo hubieran planteado. Otro aplauso para ellos y éste, sin ironía.

    DieQuito

  • Las coquetas de mi abuela (día 93)

    COQUETAS

    Seguro que muchas de vuestras abuelas aragonesas también hacen coquetas y que ni Ofelia ni Pilar tienen la exclusiva, pero para mí, las mejores coquetas son las suyas. Además, fueron mis maestras en esta noble arte culinaria.

    Allá donde voy y si tienen agua, harina, sal, aceite y azúcar, les preparó este postre. Aquí en Ecuador han encantado y no es de extrañar, gustan a todo el mundo y más si van acompañadas de un café recién hecho y frío tras los cristales. Habré hecho como unas cuatro veces en estos tres meses y ayer fue la “hornada” de despedida.

    Las coquetas bien hechas tienen las siguientes características: textura crujiente, color doradito por el aceite y el azúcar espolvoreado nada más sacarlas de la sartén, porque este se adhiere a la coqueta de forma magnética.

    Pronto podré degustar las que hacen ellas, verdaderas artistas de la cocina. Y las almendras tostadas de Pilar, las bolas de patata de Ofelia, las carnes guisadas de ambas…bufff. Las abuelas son las mejores cocineras. Vuestro nieto os dedica este texto íntegramente a vosotras porque os lo merecéis. Pilar y Ofelia.

    DieQuito

  • Las capas del pastel (día 92)

    LAYER CAKE

    A Historias de DieQuito le quedan todavía una docena de artículos de vida, pero el fin se está acercando y no querría completar mi cuaderno de bitácora sin hacer una retrospectiva de mis excursiones andinas, no sería lógico.

    De izquierda a derecha, de arriba a abajo: Ruco Pichincha, Sincholagua, Heart Peak, Ilinizas Norte, Cotopaxi, Chimborazo.

    Ruco Pichincha (4696m). Cima. Mi primera excursión de alta montaña. Una aventura al lado de la que ha sido mi ciudad durante 3 meses, pero que suponía rozar la altitud del Mont Blanc. La primera capa del pastel…

    Sincholagua (4919m). Cota 4750m. Yo venía de coronar el día de antes el Ruco Pichincha y para más inri, la ruta del Sincho tenía una distancia de más de 20 kms. Nos quedamos a 1 hora de la cima, a 4750m, en una zona umbría en donde la nieve decoraba las laderas como si de azúcar glacé se tratase.

    Heart Peak (4788m) Cima. El Cerro Corazón fue la tercera y última montaña antes de dar el salto cualitativo a los cincomiles. Una niebla espesa como la nata nos privó de unas buenas vistas desde lo más alto.

    Ilinizas Norte (5126m) Cima. La visita a los picos hermanos es la que yo considero como mi primera gran ascensión, la que supuso un cambio y me hizo saber que las metas superiores eran un objetivo realista. Su escarpada cumbre, salpicada por bloques de hielo que semejaban a limaduras de chocolate blanco, fue un reto que nos llevó dos días de caminata.

    Cotopaxi (5897m) Cima. Coronar el volcán activo Cotopaxi era el sueño de mi viaje a Ecuador. Este gran merengue no lo puso nada fácil y durante toda la noche tuvimos que soportar un viento blanco que nos dejó convertidos en tartas heladas. Sufrimiento, dominio mental y tesón serían las tres palabras que definirían esta exitosa ascensión.

    Chimborazo (6310m) Cota 6100m. Tras la tortura del Coto, mis ánimos estaban por los suelos como para intentar subir la cima más alta del país. A pesar de ello, varios amigos españoles me convencieron y con algunos miembros de NN.HH emprendimos está última expedición a la última frontera…los 6000m. Tumbar esa barrera psicológica y física fue la dulce guinda que puso fin a mi pastel andino.

    Mi vida de andinista va a ser como unos fuegos artificiales: brilla con mucha intensidad pero durante muy poco tiempo…Sin embargo, en los Pirineos queda mucho camino por recorrer…Próximo objetivo: Aneto 2012.

    DieQuito

  • Paella y fútbol (día 91)

    URUGUAY CAMPEON

    PAELLA

    Era un domingo de verano, de esos aburridos y que aparecen de repente precedidos de un sábado de fiesta. La diferencia era que había fútbol y había Laguna Seca. Por eso, varios empleados de la Embajada habíamos quedado para, con la excusa de la final de la Copa América, viajar a España durante unas horas a través de las papilas gustativas.

    Manuel cocinó la paella, Tomás nos agasajó con un Ribera del Duero y el espectáculo lo puso Uruguay, porque Paraguay no tenemos muy claro que jugara el partido. El resto de los asistentes nos dedicamos a comer el típico plato español…que me resultó delicioso. Tan exquisito que me recordó a las sartenadas que prepara mi amigo Raúl en el mas…que son bocati di cardinali. Y no será por no haber comido arroz, aquí le echan arroz absolutamente a todo. Igual era el ambiente, que me quedan 10 días para volar hacia allá o, simplificando, que Manuel es un verdadero maestro con las paellas.

    Hemos entrado ya en mi última semana de trabajo y como me tengo que trasladar de alojamiento antes del fin de semana pues creo que voy a empezar hoy mismo a hacer la maleta. Antes de comenzar, ya adelanto que no me va a caber todo. El equipaje vino al límite de su capacidad y he comprado varias cosas por aquí así que, no hace falta ser muy lumbreras para llegar a esa conclusión. Ya veré qué dejo y qué me llevo.

    Imágenes: nutricion y vamoslaceleste

    DieQuito

  • El momento del adiós (día 90)

    DESPEDIDA AMIGOS

    BEETLE

    Todavía me queda una semana y media de estancia en Quito, incluyendo un fin de semana como es lógico; pero Martha se va de vacaciones el próximo domingo a primera hora y han decidido organizar mi fiesta de despedida con una semana de antelación.

    Anoche fuimos a El Puñal para pasar una agradable velada de copas y charloteo. Quiero agradecer especialmente a los que asistieron ayer: Martha, Daniel, Andrés, Pato, La José, Ana y Santiago (el del escarabajo verde). Quisiera mencionar también a los que por diversos motivos no estuvieron presentes: Mateo, Fernanda, Stephy, Padmé, Martín, Alejo, Lore, Eric, Juan… Lo cierto es que a todos nos pilló un poco desprevenidos este adelanto imprevisto, el sábado que viene también tendréis otra oportunidad en la última fiesta, en la despedida no oficial.

    Ya lo he comentado mil veces, y ha quedado constancia en varios artículos de este blog, pero lo repetiré hasta hartarme porque no sabéis lo importantes que habéis sido para mí durante estos tres meses. En este viaje lejos de la familia, de los amigos, de la pareja, a 1000 euros y 15 horas de regresar a casa en caso de fuerza mayor, en esta aventura en solitario en otra cultura, en otro estilo de vida…jamás me he sentido solo. Lo mejor de Ecuador…son sus personas, una gran familia que lejos de caer en los prejuicios, te acoge para siempre en su entorno más cercano. Y eso que a mí las montañas me han quitado mucho tiempo de farreo, pero los fines de semana que he estado disponible, siempre habéis respondido con vuestra genial compañía. Lo dicho, para quitarse el sombrero.

    DieQuito

  • En la mitad del mundo (día 89)

    MITAD DEL MUNDO

    DOS HEMISFERIOS

    LINEA ECUATORIAL

    Un pie en cada hemisferio

    COORDENADAS

    Hay lugares emblemáticos que no se pueden dejar de visitar. París tiene su Torre Eiffel, Nueva York la Gran Manzana, Londres su Picadilly Circus, Bruselas su Atomium, Roma el Coliseo, Praga el reloj lunar, Barcelona la Sagrada Familia, Estambul la Santa Sofía, Río de Janeiro el Corcovado, Berlín, la puerta de Branderburgo… En Ecuador es imprescindible acercarse a la Mitad del mundo, un lugar en el que se rinde homenaje a la línea divisoria que da nombre al país, el Ecuador. He estado tan absorto en subir montañas que casi se me olvida visitar este monumento geodésico.

    Como Quito está en el hemisferio sur hay que subir hacía el norte unos kilómetros para encontrarse con la Ciudad de Mitad del Mundo, un centro de recreo y ocio con museos etnológicos, pabellones de Francia y España (solo estos países porque fueron los que participaron en la misión geodésica), un insectívoro, un planetario, restaurantes, tiendas de souvenirs, un escenario con una actuación en directo…

    Allí veías a familias enteras que han ido hoy, fin de semana, hasta este centro de entretenimiento. Y una vez allí te ves casi obligado a participar en experimentos y numeritos como poner un pie en cada hemisferio o ver la incidencia de la gravedad en la dirección de los remolinos del agua…Aunque como ya expliqué hace unos días, es todo una farsa porque el efecto Coriolis solo puede ser comprobado en enormes cantidades de líquido. A pesar de ese matiz, una grata experiencia la de sentirse durante un momento con medio mundo a cada lado.

    DieQuito

  • Gané la apuesta y me la cobré (día 88)

    CARRERA DE CABALLOS

    Las apuestas se pagan y este mediodía me he cobrado una devorando una estupenda parrillada con salsa barbacoa y papas. Salchichas, lomo de cerdo, carne de ternera, pollo a la brasa…un manjar de reyes. Hace unos dos meses, cuando yo todavía no había hecho ninguna excursión a la montaña, le consulté a Oswaldo (el padre de mi amiga Martha) acerca de cómo vería que yo fuese al Cotopaxi. Él, muy correcto, me respondió que fabuloso, que podría subir hasta el refugio, que disfrutaría de unas buenas vistas, que… Le corté rápido y le añadí que mi intención era llegar hasta la cima. Oswaldo, con una expresión que bailaba entre la indignación y la incredulidad me respondió con un “Noooo, eso es para profesionales…” Acepté el reto y apostamos una parrillada, si declinaba antes de alcanzar la cumbre pagaba yo, si por el contrario me hacía una foto en lo más alto…él invitaba gustoso. El resto de la historia ya lo conocéis…

    Hoy ha sido una comilona que nos ha servido casi de despedida porque la semana próxima se va toda la familia de crucero y de visita a los parques temáticos de Orlando (me muero de la envidia). Después de comer y con la delicada compañía del sol de media tarde hemos conversado acerca de su futuro viaje a Europa, en el que encontrarán las puertas de mi casa abiertas. También hemos hablado de la vida mientras saboreábamos un agua de cedrón aromatizada con hojas naturales. Han sido un enorme apoyo en Quito, de verdad, quiero agradecerles desde aquí lo bien que se han portado conmigo. En la trascendental conversación nos han visitado dos ágiles colibríes…únicamente durante un breve lapso de tiempo porque su alocado schnauzer, Benito, ha estado bien atento para mandarlos a paseo.

    Una tarde para recordar, de esas que se queda en la memoria. Gracias a la familia Vela al completo por su hospitalidad y su cariño.

    Imagen: apuestasdecaballos

    DieQuito