De paseo por Chamonix

Con los deberes hechos, ya se puede disfrutar del ambiente de Chamonix sin la presión de la cima pendiente. Hoy por la tarde nos hemos ido a Chamonix a hacer algunas compras y de paso nos hemos hecho la foto de rigor, la de la fuente… que ya nos hicimos en 2016 con Raúl, Alejandro y David.

Y es que lo cierto es que es una ciudad con encanto, enclavada en medio de un valle arbolado y con unas vistas del Mont Blanc de excepción. Tiene una preciosa asociación de montañeros, terrazas con encanto e incluso tiendas de marcas tan potentes como Moncler.

Y respecto al físico, pues estamos algo cansados pero las 10 horas durmiendo nos han servido de recuperación. Me duelen algo las piernas pero en dos días estaré como nuevo. Lo más importante es que hemos cumplido con el plazo previsto y que ahora tenemos un par de días de asueto.

En la canción de hoy os dejo una que a Marcos le encanta escuchar cuando vamos a la montaña. Yo no soy muy de músicas en castellano, pero hoy Marquitos se lo merece por compañero de cordada.

DieQuito

Leave a Reply