Día ordinario

Tras haber aclimatado ayer hoy ha sido un día para recargar fuerzas en el camping, poner lavadoras, ordenar la furgoneta y dormitar. Ya por fin, cuando apretaba el hambre, hemos decidido mover e ir a comer a Chamonix.

Le he preguntado a mi amigo Santi Hernández por un restaurante que me recomendó en su momento; en 2016, y que ya no recordaba. Él me ha dicho que era la mejor fondue savoyarde que recuerda: el restaurante en cuestión se llamaba La Potiniere.

Lo cierto es que la fondue la siguen haciendo buenísima, no sé si igual que en el año 1999 pero al menos para chuparse los dedos.

Después hemos ido a comprar al Super U de nuevo, esta vez con tiempo, y hemos vuelto al camping a seguir relajados. Mañana iremos a la Mar de Glace, volveremos a ganar altura, si el tiempo acompaña.

Me quedo con esta canción para el día de hoy:

DieQuito

 

Leave a Reply