• ¡Ahora a Jaisalmer! (día 86)

    Trans-Sib-gobi-train

    ¡18 horas de tren! Solo de imaginármelo me dan taquicardias. Nunca en mi vida ha hecho un viaje de tanta duración, ni siquiera en los vuelos con escala. Esta tarde dará comienzo el largo trayecto rumbo a una de las más remotas poblaciones del Rajastán, casi tocando con la frontera indo-paquistaní.

    Por lo que tengo entendido, ahora vamos a visitar el Rajastán puro. A diferencia de Jaipur, con más de 3 millones de habitantes, Jaisalmer tiene una población de 50.000 habitantes y está en medio del desierto.

    Me han adelantado que allí entre las dunas voy a contemplar el cielo estrellado más bonito que haya visto jamás. De eso se trata, de una nueva aventura con experiencias distintas. Tras los gélidos glaciares de montaña, las junglas y los bosques húmedos, ahora le toca el turno al desierto del Thar. Primera etapa del viaje: 921 kilómetros en tren indio.

    InDieQuito

    Imagen: caryatra

  • El Amber fort (día 84)

    Amber-Fort-Jaipur2

    la foto 4 (1)

    la foto 3 (1)

    El Amber Fort está situado en lo alto de una de las escarpadas colinas que se levantan en los alrededores de la ciudad de Jaipur.

    Palacio y fortaleza al mismo tiempo, es una enorme mole de piedra y murallas que se combina con los preciosos acabados de los patios interiores. Se puede acceder a él con vehículo, a pie, o como es más divertido, con elefante, sin embargo, la larga cola que había que hacer para subirse a uno de los paquidermos nos hizo ser pragmáticos y decidimos subir con el coche.

    Desde arriba, las vistas de los fuertes circundantes y de la que bautizamos como la Gran Muralla India, y de esa vegetación de secano, hacen de este rincón del Rajastán uno de los más bonitos que he visto en la India.

    Hacia mediodía, muy conscientes del largo trayecto que nos esperaba hasta Delhi, abandonamos ese idílico lugar anclado en el pasado para embotellarnos en el automóvil.

    El viaje de día resultó mucho más divertido, por la cantidad de vehículos estrambóticos que pudimos ver, aunque también casi nos dio un ataque al corazón en más de una ocasión, al ver los temerarios adelantamientos y cambios de carril del psicodriver Rajú. Esto es el tráfico de la India y hay que acostumbrarse a su modo de vida (imágenes 2 y 3). Así pues, solo tengo palabras de agradecimiento para la agencia de alquiler de coches La India Increíble, por su excelente gestión y servicio.

    ——————————————————————-

    Hoy toca de nuevo trabajar y así será hasta el miércoles, cuando volveré a poner rumbo al Rajastán, pero esta vez en un tren con final en Jaisalmer.

    InDieQuito

    Imagen 1: rajasthan-tour-packages

  • Primer día en Jaipur (día 83)

    la foto 1

    la foto 3

    la foto 2

       la foto 5

    la foto 4

    Nuestro primer destino en Jaipur fue el área conocida como la ciudad rosa. Allí nos topamos nada más bajar del vehículo con la fachada del Palacio de los Vientos. Preciosa, aunque también es cierto que me la esperaba un poco más grande. Nos adentramos en dicho edificio cuyo nombre real es Hawa Mahal y con la ayuda de un guía fuimos visitando todos sus corredores.

    Las estancias, pasillos y terrazas están sembradas de arcos, celosías y detalles escultóricos. Todo el conjunto lo convierte en una cita obligada para los turistas de Jaipur. Entre las curiosidades que nos contó el guía destacaría que en la piscina central se congregaban casi 200 mujeres y que el Palacio de los Vientos era conocido por ese nombre porque sus paredes albergan 953 ventanas que generan infinitas corrientes de aire.

    Tras esta visita cultural callejeamos por los bazares de Badi Chaupar regateando como fenicios a todos los comerciantes. El comercio es una actividad fundamental en la India y en su práctica también se halla la búsqueda de la esencia de este país. Antes de comer, encontramos un patio precioso alejado del mundanal ruido de las calles. Lo más curioso de ello es que no vimos a ni un solo turista adentrarse en él durante los 20 minutos que estuvimos allí relajándonos.

    Por la tarde subimos hasta el Nahargarh Fort en donde presenciamos una preciosa puesta de sol de las que se quedan para siempre en los archivos cerebrales. Toda la ciudad de Jaipur, que se perdía en la inmensidad bajo nuestros pies, se fue poco a poco sumiendo en una oscuridad que apenas se contrarrestó con los tímidos farolillos de su laberinto de callejas y travesías.

    Finalmente cenamos en el restaurante Niro´s, que lleva más de 60 años sirviendo al hambriento turista de Jaipur y para terminar la noche fuimos a la terraza de el Hotel Clarks Amer, en donde nos tomamos tan solo una copa, cansados por el ajetreo del primer día por la capital del Rajastán.

    InDieQuito

  • Jaipur en el horizonte (día 81)

    palacio-de-los-vientos-300x200

    Este fin de semana comienza mi personal semana del Rajasthan en la cual visitare la “triple J”: Jaipur, Jaisalmer y Jodhpur.

    El primer turno es para Jaipur. Varios becarios de ICEX y yo hemos alquilado un coche que nos llevará hasta el corazón de la India. Lo cierto es que las excursiones dentro del país están brillando por su ausencia y tan solo he viajado a Agra a ver el Taj Mahal y a Mumbai por motivos laborales.

    Y de verdad que no os creáis que es todo tan sencillo porque aunque Jaipur está a unos 200 kms, son más de 7 horas de viaje de ida y otras tantas de regreso el domingo así que la mini semana de la Constitución será un suplicio antes de volver a viajar, esta vez en tren, hacia el remoto Jaisalmer.

    En Jaipur pasaremos un fin de semana en el cual tenemos previsto visitar el Amber Fort, el precioso Palacio de los Vientos y los numerosos bazares nocturnos. Callejear por la India profunda es otra de esas experiencias que dicen que te marcan y yo todavía no he podido hacerlo ya que en Mumbai, en Delhi y en los alrededores del Taj Mahal todo es muy diferente.

    InDieQuito

  • El Taj Mahal (día 55)

     taj-mahal-2012-300x225

    flamenco-india-300x225

    eva-yerbabuena-india1-225x300

     Con la bailaora de flamenco Eva Yerbabuena

    taj-mahal-jewerelly-300x225

    El Taj Mahal es uno de los símbolos de la India y se halla a unos 200 kms de la capital, en Agra. Hace muy poco tiempo que han abierto una nueva autopista que permite hacer el viaje con mayor comodidad, pero aún así siguen siendo alrededor de 3 horas de trayecto.

    Me ha surgido la oportunidad de ir acompañando a la compañía de flamenco Eva Yerbabuena y no he dejado pasar la oportunidad.

    El Palacio de la Corona, así es su traducción al castellano, se encuentra al final de unos alargados jardines con fuentes y vegetación austera. En medio de la eterna bruma de estas llanuras se erige el edificio con mucha sobriedad. En un primer momento me ha impactado mucho, porque sus formas simétricas son un gozo para los sentidos. Está todo pensado al milímetro y por ejemplo las torres de las esquinas están ligeramente inclinadas hacia afuera para que, según dicen, en caso de terremoto, no caigan sobre el edificio principal. Su estilo es único y como dice un amigo mío, parece que haya sido diseñado por Apple.

    La gran desilusión ha sido enterarse de que jamás fue un palacio para nadie, sino que se concibió, se construyó y se regaló como panteón funerario, para la esposa de un emperador mongol. Se tardaron más de 22 años para terminar por completo su construcción y también cuenta la leyenda que los arquitectos fueron ejecutados después y que a todos los trabajadores se les cortaron las manos para que jamás pudiese construirse otro igual.

    Con estas historias de mal agüero y con las expectativas que yo mismo me había generado, al final no ha sido una de las cosas que más me ha fascinado en esta vida, pero hay que reconocer que es un edificio muy bonito. Como comentarios interesantes debo mencionar que los dibujos florales (imagen 4) no están hechos de pintura, sino de piedras semipreciosas talladas: lapislázuli, ojos de tigre, jades… Y también que ahora está más amarillento que hace unos años debido a la polución. Hace 30 años era blanco como las nubes solitarias.

    ————————————————————————

    Ayer me hicieron una entrevista en la radio “La veu del baix Matarranya” en la que comenté mis aventuras en los dos viajes que hay recogidos en este blog. En cuanto me haga con el audio lo subiré a esta página.

    InDieQuito

  • ¡A Mumbai! (día 42)

    mumbai_1243818i-300x145

    Si Nueva Delhi es el centro estatal, sede de instituciones y la capital política, Mumbai (antaño conocida como Bombay) es el centro comercial, industrial y artístico de la India. Estos días se está celebrando el Festival de Cine de Mumbai y como cada año, la movida Bollywood paraliza la ciudad por completo.

    Dentro de un par de horas estaré despegando desde el Aeropuerto Indira Gandhi de Delhi rumbo hacia Mumbai, con los nervios a flor de piel por visitar esta mítica ciudad de la historia del cine. La industria cinematográfica de Mumbai es la más grande del mundo, con un mayor número de filmaciones que Hollywood y por eso este festival tiene tanto prestigio.

    Además, veré desde el Nariman Point el Océano Índico, ese por el que navegaba Simbad el Marino…Espero pasar unos cuatro días fabulosos en Mumbai, una ciudad de rascacielos, la ciudad más occidental de la India.

    InDieQuito

    Imagen: telegraph