• Turno para Delhi (día 15)

    Nueva_Delhi_reta_Pekin_capital_emergente_mundo-300x199

    Hoy salgo para Kathmandú porque esta tarde embarcaré en un avión rumbo de Nueva Delhi, el verdadero motivo de esta historia.

    Antes de irme de la capital de Nepal visitaré Durbel Square y mañana habrá una publicación sobre ello que estará dedicada a la familia de Bishnú, que me ha acogido en su seno durante estos días de decepción tras la expedición fallida al Tharpu Chuli. Ahí se cerrará el capítulo Nepal.

    El sabor es agridulce porque aunque he conocido a gente maravillosa, como cito líneas arriba, no hay que olvidar la mala suerte del trekking.

    ¿Mala suerte? Quizás no. Parafraseando a aquel proverbio chino, quizás en el glaciar  me esperaba una enorme grieta de la que no hubiese salido jamás o una avalancha, mirad al pobre chico español que ha fallecido en el Manaslu esta semana.

    Lo que está claro es que hicimos  lo correcto no desafiando a aquella pared de roca suelta, porque ni siquiera hace falta hablar de muerte o lesión medular, una rotura de brazo o pierna que ya es un problema en cualquier lugar, puede tener consecuencias fatales en la montaña.

    Llegaré a Delhi alrededor de las 8 de la noche, cuando ya haya caído el sol, y me buscaré un hotel decente cerca de Khan Market. Acordes punjab, mucho curry y densos olores a especias me esperan al otro lado de la frontera.

    InDieQuito

    Imagen: forocoches

  • La spanish revolution (día 25)

    MANIFESTACION

    Como ayer os adelanté, hoy a las 13:00 en punto (20:00 en España) un grupo de jóvenes, mayoritariamente españoles, se ha concentrado en la puerta de la Embajada de España. Alrededor de 50 diría yo, pero armados con sus megáfonos aparentaban ser más de un centenar. Esta imagen está tomada desde el cuarto de seguridad de la Embajada y para cercioraros de que es de Quito solo os hace falta mirar la cantidad de cables que hay en ese poste de luz.

    Entre los gritos de «Democracia Real Ya», «No nos representan» o «Esta Embajada es nuestra casa» ha salido nuestro Embajador, protegido en su coche oficial, aunque tampoco era necesaria la protección porque las premisas de la concentración eran totalmente pacifistas.

    A pesar de ello, el recinto de la Embajada se ha blindado concentrando a todo su personal de seguridad: agentes de seguridad, policía de Ecuador y un Guardia Civil, en la zona de la entrada, la más próxima a la manifestación.

    Mientras tanto en España, ya ha sido declarada ilegal la concentración de la Puerta de la Sol-ución. ¿Qué va a hacer la policía mañana cuando vea que no se ha ido ni cristo? ¿Cargar? Deseo que no, pero los que más lo desean son los antidisturbios porque el mayor número de heridos sería de su bando. Además, si se ven imágenes en la televisión de brutalidad policial sí que se armaría la de San Quintín. El sistema está en jaque.

    DieQuito